Contenido de marca y el poder de la verdad – CMM – Content Marketing Meeting

Contenido de marca y el poder de la verdad

Donde el propósito de la marca se encuentra con lo que es importante y verdadero para las personas.

El contenido de marca trata sobre la poderosa intersección entre marcas, cultura y personas. No es una disciplina. Es una nueva mentalidad y cultura. Se refiere a una nueva forma para que las marcas se conecten con los corazones de las personas sin interrumpir sus vidas como con la antigua y egocéntrica forma de marketing. Son mensajes relevantes que tienen sentido para la audiencia. 

El contenido de marca es un territorio rico en narrativas que puede amplificar los valores de una marca al estar completamente orientado en torno a lo que es realmente importante para la audiencia. De lo contrario, no involucrará ni comprometerá. Las personas buscan y dedican su tiempo a lo que les resulta interesante y significativo, y no porque pertenezca a una marca. El contenido de marca no es publicidad (formatos tradicionales o video de larga duración), ni marketing de contenidos, ni ningún tipo de integración de productos.

El contenido de marca y la publicidad pertenecen a planetas diferentes: mientras que la publicidad es lo que la marca quiere decir sobre sí misma, el contenido de marca es lo que la audiencia quiere escuchar. 


Abundancia de información, ausencia de significado

En la realidad posmoderna actual de un mundo hiperconectado, dispersivo e hipermediático, el lenguaje universal se colapsa, las relaciones entre las personas están mediadas por imágenes y seguimos reproduciendo micro espectáculos de nuestra vida cotidiana, como lo imaginaba Guy Debord, autor del libro Sociedad del Espectáculo, en 1967. Reaccionamos a los hechos con tanta prisa y afán de no perder el tiempo de las cosas, pero en realidad corremos un gran riesgo de contagiarnos por lo que no es cierto. 

Vivimos en un mundo donde cada vez hay más información y menos significado. Sin embargo, cuanto más avanza la tecnología, más prevalece la humanidad porque la tecnología intensifica la necesidad humana natural de conexión emocional e historias que nos hacen humanos. 

Por lo tanto, las marcas primero deben elegir la verdad como una forma de afectar a la audiencia antes de que decidan contar una historia. Cuando la verdad de la marca está en sintonía con la verdad de las personas a través de historias humanistas, crea valor y lleva la relación entre marcas y personas a otro nivel. 

 

 

No funciona cuando una marca intenta camuflar un momento de conversación de ventas a través de la narración, incluso de una manera emocional. Este es un clásico caballo de Troya del marketing que simplemente ya no se pega. 

Hay algunos ejemplos excelentes de narrativas de marca significativas. “Música de la mente” de Volvo . “Never Alone: ​​Gareth’s Story” de Guinness  (en la foto de arriba). El documental “Lo and Behold” de Netscout , dirigido por Werner Herzog. “Conoce a Cathleen“, lanzado por Dove y Shonda Rhimes como parte de la campaña “Real Beauty” de Dove. El convincente “Justino” de la Lotería Española. La serie documental “Humanity [in Me]” de la marca de leche Molico de Nestlé de Brasil.

La gran revolución del marketing ocurre cuando una marca realmente se pone en el lugar de las personas. ¿Pero cómo? Adoptando el compromiso de representar a la sociedad y atreverse a transformar la cultura como catalizador de una conversación más amplia, más orientada a las personas y menos a los productos. Contando historias relevantes donde el héroe y protagonista sea el público

Se trata de encontrar el punto perfecto entre el propósito de la marca y lo que es importante y verdadero para las personas, porque las buenas historias son más grandes que los productos y humanizan las marcas. Se trata del legado de la marca. 


La verdad radica en la vulnerabilidad

Las narrativas de marca originales y auténticas que generan identificación humana y establecen conexión emocional son aquellas en las que la historia se relaciona con nosotros, basada en la verdad y hecha para personas reales. 

La integridad y humanidad de la historia de la marca están garantizadas a través de la vulnerabilidad de los personajes y el coraje de la marca para provocar una conversación significativa sobre las personas sin controlar los elementos de la historia. 

El contenido de marca tiene que ver con la relevancia, el significado y la verdad. La gente olvida lo que las marcas prometen, dicen o hacen. Pero nunca olvidan lo que las marcas les hacen sentir.


Publicado inicialmente Patricia Weiss en Muse

¿Querés aprender más?

SUSCRIBITE Y RECIBÍ LA MEJOR INFORMACIÓN Y TODAS LAS TENDENCIAS SOBRE MARKETING DE CONTENIDOS

    ¡Queremos conocer tu opinión!

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *